Por - 17 de junio de 2015

El espacio no colabora. Alguien como Ridley Scott ya sabía lo que se podía encontrar ahí arriba. Hasta ahora sólo habíamos visto horror (Alien, Prometheus), y desesperación (Gravity); por eso era difícil esperar que, a millones de años luz de la Tierra, encontráramos humor. Pero, sí, Marte está lleno de chistes. Aunque no es el planeta en sí, una enorme extensión de tierra naranja, de rocas, de luz rojiza, con tormentas de arena que se ríen de Mad Max. Es su único habitante, Mark Watney, un astronauta/botánico, al que sus compañeros dan por muerto en una evacuación de emergencia y abandonan en aquel planeta desierto, sin posibilidad de comunicarse con la Tierra, y comida para sobrevivir sólo 300 soles (los días en Marte).

El espacio, efectivamente, no colabora. Pero Watney le obliga a hacerlo, porque es difícil resistirse al carisma de Matt Damon, que despliega en Marte todas sus dotes cómicas, su sarcasmo (“In your face, Armstrong”), su sutilidad y su capacidad de atrapar al espectador en complicadas explicaciones técnicas sobre cómo cultivar patatas con desechos humanos en un planeta en el que no hay más que polvo. Como un Robinson Crusoe en el espacio, como un cowboy marciano, Damon sobrevive (y nosotros con él) con sus diarios a cámara y una playlist discopop que su capitana (Jessica Chastain, contenida) dejó. ABBA será lo mejor que encuentre en ella. Pero él no es el único héroe de esta casi perfecta película de evasión que se ha marcado Scott (¡por fin!), la heroicidad se comparte con los ingenieros en la Tierra (Kristen Wiig, Chiwetel Ejiofor y Sean Bean) y con sus compañeros de misión en el espacio (el mejor, Michael Peña). Entre todos se enfrentan a la realidad de una inmensidad que no es tan fácil de controlar, ni conocer, por muy listos que nos creamos. El espacio no colabora. Por ahora. Vayamos paso a paso.

Querrás que no acaben nunca las crónicas marcianas del mejor Matt Damon.

Así será 2019 según ‘Blade Runner’: Neones, hombreras y esclavos clónicos

Prepárate para cambiar tu smartphone por un ordenador ESPER, comprarte una mascota clónica y viajar en un Blablacar volador mientras un replicante se queda con tu empleo.

Ridley Scott vuelve a la carga con ‘Gladiator 2’

El director reanuda los planes para una secuela de su péplum. ¿La mala noticia? No será con el descabellado guion de Nick Cave, sino que busca otro libreto.

¿Cómo sería ‘Alien’ si fuera una película de Pixar?

La artista británica Monica Ion imagina cómo sería 'Alien' si fuera una película de la factoría Pixar

“Es como el tren de la bruja”: Terry Gilliam explica por qué detesta ‘Alien’

El ex Monty Python no sólo ha revelado que rechazó la oferta para dirigir 'Alien 3': también ha contado las razones por las que el filme de Ridley Scott le parece sobrevalorado.