Por - 20 de noviembre de 2016

Una chica fuma a escondidas detrás de un árbol. Su padre (entrañable José Ángel Egido), al que ha estado cuidando en los últimos años, no sólo se ha curado de una enfermedad larga, sino que piensa casarse con su enfermera. Sus hermanos (¿quién no querría uno como Vito Sanz?) y respectivas novias serias y/o embarazadas (genial el registro pijo de Rocío León) no tienen inconveniente; en comidas de jardín campestre –a lo Olivier Assayas– parecen más preocupados por sus propias vidas o que no quede hueco en la nevera para el pastel. Hasta a la tía, hermana de la madre difunta y más preocupada por el estado civil de su sobrina que por el de su cuñado, le parece bien la boda. Son los demás, y ella es María.

Si 3 bodas de más abrió un camino en las películas generacionales sobre mujeres treintañeras, el debut en la dirección de Nely Reguera ahonda en el tema inexplorado de la casamentera aspiracional con menores estridencias y mayor vocación realista. María (impecable Bárbara Lennie, pero, ¿cuándo no lo está?) lleva tanto tiempo preocupada por su padre que, cuando la situación cambia, enseguida queda en evidencia que se ha descuidado totalmente a sí misma. A pesar de trabajar en una editorial en la que con frecuencia buscan a jóvenes talentos, no ha publicado la novela que lleva escribiendo desde el instituto, a los treinta y tantos sigue viviendo con su padre en la casa familiar y, para colmo, no tiene novio.

Mientras su padre anuncia boda y sus amigas embarazos, María deja de alegrarse por esas buenas noticias de los demás que le hacen quedarse atrás y, apresuradamente, intenta convertir en novio al rollo que ni siquiera le gusta. Aunque con final impreciso, Nely Reguera arma de sencillez narrativa, humor galleguiño y naturalidad su ópera prima hasta hacernos empatizar con este personaje despistado e inmaduro que intenta salir del desconcierto intentando tener la vida de los demás sin ni siquiera preguntarse cuál es la que ella quiere vivir.

Debut en la dirección de Nely Reguera, naturalista, delicado y con humor galleguiño. Película generacional sobre la casamentera aspiracional.

Los Premios Yago reivindican a Isaki Lacuesta

Bárbara Lennie, 'Las distancias' o el reparto de 'Tiempo después' son otros de los triunfadores en la quinta edición de los galardones más justicieros

Tráiler de ‘El reino’: Sorogoyen lleva la corrupción política española a la gran pantalla

Antonio de la Torre y Bárbara Lennie protagonizan el último trabajo de Rodrigo Sorogoyen en el que un vicesecretario autonómico se ve envuelto en una mediática trama de corrupción.

Pablo Remón y el tercer acto de El Pavón. Teatro Kamikaze

Entrevistamos al guionista de ‘No sé decir adiós’ a propósito de ‘El tratamiento’, su obra sobre cine que podrá verse hasta el 15 de julio en el teatro madrileño

[Cannes 2018] Bárbara Lennie conquista Francia

Con 'Petra' y 'Todos lo saben', la actriz española es la justa estrella de estos primeros días de festival. Si las películas hubieran estado a la altura, ya habría sido genial.