Antes y después de Mazinger Z: una guía del género ‘mecha’

La creación de Go Nagai sigue siendo el 'mecha' por excelencia. Aprovechamos el estreno de 'Mazinger Z Infinity' para repasar la historia de los robots gigantes y nipones

Por - 19 de enero de 2018

Si decimos “vamos a hablar de ‘mechas” mucha gente no sabrá de qué hablamos. Pero la cosa cambia si hablamos de Mazinger Z. Ahí ya nos entendemos. Porque todos conocemos al robot gigante de los puños voladores, y, si no es así, su regreso en pantalla grande con Mazinger Z Infinity nos lo recordará este mismo viernes.

Cuarenta y cinco años después de su debut, Mazinger sigue siendo una de las series de mechas (de robots controlados por un piloto)  más importante de la historia. Gô Nagai, su creador, no esperaba que la serie tuviese la popularidad que ha ido amasando con los años: al fin y al cabo, su única aportación significativa era hacer que Kôji Kabuto se subiera a la carlinga del gigante (y Sayaka Yumi a la de su Afrodita A). Pero, tras varias docenas de series, mangas y películas, resulta evidente que Nagai encontró la piedra filosofal de los robots gigantes.

En cualquier caso, Mazinger Z no fue el primer mecha. Y para no tener que regresar hasta Julio Verne, nos ceñiremos a la historia de los robots gigantes humanoides. Y de esos, el primero fue Tetsujin 28-go. Creado por Mitsuteru Yokoyama en 1956, y con elementos de Astroboy y la criatura de Frankenstein en su ADN cibernético Tetsujin tiene el honor de ser el primer manga que presentó un robot de aspecto humanoide pilotado por una persona. Algo que, como ya hemos señalado, Mazinger Z llevaría más lejos al hacer que el piloto controlara al robot desde su interior.

Aunque parezca un cambio menor, meramente estético, ese acercamiento revolucionó el mundo de los mechas. Algo que se hizo notar especialmente en Mobile Suit Gundam, la famosa serie antibélica de Yoshiyuki Tomino, que, a lo largo de casi cuarenta años, ha tenido más iteraciones de las que podemos contar. Y muchas bajas, también: a su autor no lo apodan ‘Kill’em All Tomino’ por nada.

Del mismo modo, más alejados de Mazinger Z  (que no de su autor) estarían las series que, hasta hoy, tomarían inspiración más directa de Gundam. Las más importantes serían Neon Genesis Evangelion, con los delirios de introspección de su creador Hideaki Anno y su animación insuperable…

…y Tengen Toppa Gurren Lagann, una obra del discípulo de Anno Hiroyuki Imaishi con mucho sentido del humor y una narrativa muy delicada, pero oculta a primera vista.

Code Geass también podría entrar en este apartado. Y eso sin olvidar otras series que, como The King of Braves GaoGaiGar y The Big O, han seguido la estela de Tetsujin y Mazinger.

Pero al final siempre volvemos a la creación de Gô Nagai. En todas las series de mechas, directa o indirectamente, se pueden rastrear referencias u homenajes a la serie que en 2017 ha cumplido cuarenta y cinco años. Porque, incluso cuando parece no haber nada, hay un rasgo que tal vez nunca se hubiera popularizado sin los puños de Mazinger: que el piloto fuese el alma, corazón y espíritu del propio robot.

‘Mi nombre es Koji’ gana el certamen de cortometrajes ‘Japón y España, 150 años’

El certamen de cortometrajes que celebra los 150 años de relaciones entre España y Japón premia a 'Mi nombre es Koji', de David Muñoz

Traíler de ‘Mazinger Z: Infinity’, la película que celebra los 45 años de Mazinger

Mazinger Z se prepara para su regreso a los cines japoneses con un nuevo tráiler de la película que celebra sus 45 años de vida

Anime a la larga: clásicos ‘made in Japan’ que pasaron de la TV al cine

Del manga a la TV, y de ahí a la pantalla grande: te recomendamos filmes que deberías ver aunque tengas alergia a los ojos redondos.

‘Magical Girl’ y sus 5 animes imprescindibles

El director Carlos Vermut explica la influencia de la animación japonesa en el filme español más aclamado del año.