Fútbol y cine

Un futbolista con doble para las escenas de riesgo (¡Felices 80, Sir Michael Caine!)

Por - 14 de marzo de 2013

ETIQUETAS:

  • El maestro cumple hoy 80 años. Y se merece que lo celebremos recordando su gloriosa aparición en Evasión o victoria, película con la que ha logrado el extraño récord de convertirse en el único futbolista con doble para las escenas de riesgo, léase subir y bajar la banda. Michael Caine, genio y figura.

    Antes de nda, hay que recordar que, cuando acudió al rodaje de Evasión o victoria, Caine [en la imagen junto a Bobby Moore, eterno capitán de la selección inglesa] era un aficionado de medio pelo, sillón y tentetieso, seguidor del Chelsea y de su selección, pero poco más. Había jugado a fútbol en el colegio, de lateral derecho (mala señal, tan joven y ya en esa zona del campo): “Creía que no era mal futbolista, pero no me gustaba madrugar en las frías mañanas de invierno ni las duchas heladas después de los partidos, así que no seguí jugando. Con el tiempo me di cuenta de lo malo que era”.

    Su personaje, el capitán John Colby, era el encargado de organizar los partidos en el campo de prisioneros de Gensdorf. Es su forma de hacer más soportable un cautiverio que dura ya tres años. Jugador del West Ham y de la selección inglesa, reconoce al internacional austríaco Steiner (Max Von Sydow) a pesar de su uniforme de mayor de las SS: jugó en el Wunderteam de Jimmy Hogan, y vio como el Anschluss y la guerra han acabado con su selección, incluida en la Gran Alemania. Entre ambos, articulan una relación clave en Evasión o victoria. Para celebrar su 80 cumpleaños, aquí va la anécdota sobre el marcaje al hombre al que se vio sometido Caine en el filme de John Huston, extraída del libro Un partido de leyenda. Historias de ‘Evasión o victoria, la película de fútbol más mítica de todos los tiempos:

    MARCAJE AL HOMBRE A MICHAEL CAINE

    “Michael Caine se puso en manos de sus amigos futbolistas en esta parte del rodaje. El trato había sido el siguiente: “Cuidadme en las escenas del partido, y yo cuidaré de vosotros en vuestras escenas con diálogo”. Dicho y hecho. Siguió los consejos de Bobby Moore (“nunca te cruces en el camino de un contrario o te matarán”) y de Pelé, que le enseñó a perfeccionar el golpeo de balón (lo que pudo al menos).

    “Corre un rato por mí, que me voy a echar un rato a la bartola”, le decía con sorna Caine a su doble Kevin Beattie, que andaba harto de parar y volver a empezar, una y otra vez durante horas. Las bromas eran moneda de uso común, y más en estos felices días en el estadio. 

    En la primera toma de la escena en la que los aliados saltan al campo tras el descanso, un momento cumbre y de tensión, Caine iba al frente del equipo por el túnel de vestuarios, dando ánimos y gritando: “¡Vamos chicos, vamos a ganar este partido!”, totalmente metido en su personaje. Entonces, justo al salir, Bobby Moore les dijo a los compañeros que se quedasen quietos. El bueno de Michael Caine, concentradísimo, salió casi hasta el centro del campo sin percatarse. Los jugadores se morían de la risa.

    No todos fueron tan amigables. Uno de los extras que jugaba en el equipo de los nazis era un campeón húngaro de levantamiento de peso y la tomó con Sir Michael. No era un dechado de virtudes técnicas, pero había jugado al fútbol y era físicamente muy poderoso. Quiso hacerse notar y le hizo unas cuantas entradas al actor inglés. En ese momento, Michael Caine dijo basta y se retiró. Llamaron a Beattie. Era una escena de claro riesgo. “Anda, entra y hazte el machote por mí”, le dijo. Y Kevin Beattie, que nunca rehuyó el cuerpo a cuerpo, estaba encantado. Enseguida tuvo su oportunidad, su minuto de gloria en el rodaje. Un mal control del húngaro dejó un balón dividido (50-50, como dicen los británicos), pero Beattie tenía algo de ventaja. La aprovechó: entró con toda su alma, aunque legalmente. Noble, que se dice. Aquel tipo salió hasta con dolor de espalda. No volvió a hacerse notar durante el rodaje. Michael Caine respiró aliviado”.

    [Un partido de leyenda. Historias de ‘Evasión o victoria, la película de fútbol más mítica de todos los tiempos, de Barullo en el Área y Libros 8 y Medio, Madrid, noviembre de 2011]

     

     

     

     

    Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series en CINEMANÍA.

    Julio Maldonado ‘Maldini’: “Quiero ver una película sobre el ‘Maracanazo”

    Lloró con 'Cinema Paradiso' y 'El paciente inglés', le encantó 'The Damned United' y piensa que Eric Cantona es un actor estimable. El periodista deportivo más enciclopédico descubre sus cinefilias en nuestra sección 'Mi vida en películas'. Por CINEMANÍA