Crítico de mierda

Las 10 peores comedias de la historia

Pocas sensaciones más incómodas para el espectador que ver cómo se fracasa a la hora de intentar hacer gracia. Aquí tenéis 10 comedias que os aconsejamos no ver bajo ningún concepto. Por JOSÉ VIRUETE

Por - 19 de septiembre de 2014

Despelote en el campamento (Chuck Vincent, 1979)

La peor película de campamentos de la historia. Que ya es decir. Un grupo de treintaañeros vuelven al campamento de su infancia a retozar y hacer el gilipollas de mala manera. Más letal que la cinta de The Ring.

En busca del huevo perdido (Javier Aguirre, 1982)

En los 80, cualquier famoso podía hacer su peliculita. Ésta estaba al servicio de las hermanas Hurtado e incluye una oda al maltrato imposible de filmar hoy en día. Las hermanas dicen que les engañaron para hacerla. Nos lo creemos.

 

El erótico y loco tunel del tiempo ( José A. Rodríguez, 1983)

bigtmp_21377

La serie “S” nos regaló varias comedias de escasísima hilaridad. Esta es quizá la peor de ellas, con un tipo viajando por el tiempo para ver como se lo monta la gente en el pasado y futuro. Mucho gag y mucha teta, pero cero risas. Fracasa en tanto en ser “erótica” como en ser “loca”.

Los cazaespíritus (Michael L. Schaerlt, 1986 )

high-school-spirits-13788l

Antes de ser director de prestigio (y algo misógino), Neil LaBute probó suerte como actor. Y con esa cara que Dios le dio sólo podía hacer comedia. Su único papel protagonista fue en esta auténtica basura, en la que un atolondrado estudiante de instituto se mete a torpe cazafantasma.

Johnny Rocky Tanggo (Ricky Santiago, 1986)

Redford White tuvo sus 5 minutos de fama en occidente a base de parodiar éxitos de Hollywood, como Rocky o Rambo. Sin argumento, ni guión, White opta por encadenar gags variados de auténtica vergüenza ajena con la peor versión de The Eye of the Tiger que vas a oír en tu vida. No se ve: se sufre.

 

El equipo Aahhgg (José Truchado, 1989)

Ozores tocando fondo. Junto a La Bombi, Máximo Pradera, Kimbo y uno que pasaba por ahí montan una parodia de El equipo A rodada en el campo y un cortijo donde no se pega ni un tiro. Llega uno a sentir pena por los implicados en este bodrio.

 

Sevilla Connection (José Manuel Larraz, 1992)

Los Calatrava, Cruz y Raya, El Dúo Sacapuntas, Martes y 13, Los Morancos… ¿cuál de estos dúos cómicos tiene la película la más lamentable? Por elegir alguna, hoy apostamos por los de Triana, haciendo de policías en la Sevilla de la Expo. Cómo echaría de menos Larraz los tiempos de filmar vampiras en camisón.

 

Pollo Jurásico (Jerry Cala, 1994)

Es muy complicado que una comedia no haga reír ni una sola vez durante su duración. No obstante, el italiano Jerry Cala consiguió tal hazaña, aunque no puede estar muy orgulloso. Por más que el tipo atiborre su film con parodias de películas de moda, humor grueso y chistes de cuñao, los resultados son los mismos: las ganas de matar a su responsable.

 

Himalaya Singh (Wai Ka Fai, 2005)

Un delirio ambientado en la India con trillones de planos por CGI al servicio de los gangas más imbéciles que se recuerdan. Todo un delirio que encadena chorrada tras chorrada al servicio del cómico chino Ronald Cheng, un Jaimito Borromeo oriental con menos gracia aún.

 

Campamento Flipy (Rafa Parbus, 2010)

Aunque todos, y especialmente sus responsables, hayamos querido olvidar la existencia de este film, estamos en obligación de recordar que “esto” se estrenó en salas. Y sí: es tan mala como has oído. El bailecito de Hasselhoff se lleva la palma. El punto más bajo de las carreras de… todos los implicados, la verdad.