Por - 29 de febrero de 2016

Asumámoslo pronto: es casi imposible que Bill Murray protagonice una película a su altura. Ya pasaron Atrapado en el tiempo, Los fantasmas atacan al jefe, Flores rotas, Life Aquatic, Lost in Translation, incluso St. Vincent. ¿Qué nos queda entonces? Básicamente, esperar a sus jugosas apariciones, a veces cameos, en las ocurrencias de Wes Anderson, que sigan invitándole a hacer lo que quiera en algún late show o que en Netflix estén dispuestos a financiar su próximo especial navideño. Esta conclusión dramática, puede que excesiva, tiene origen en el desaliento que provoca contemplarle en Rock the Kasbah, una comedia sin gas que lo fía todo al carisma de su estrella y a las referencias rockeras con las que trufa la historia de un representante musical en sus horas más bajísimas. Si algo parecido dio hace unos meses grima con Meryl Streep en Ricki, con el buen Murray produce más bien penilla. No es culpa suya, porque hace todo lo que se le pide, incluso asistir al Operación triunfo afgano con una estrella adolescente que descubre en un pueblo de Kabul. Por comparación, la ilusión y profesionalidad que muestra frente a la desidia y desfachatez de un Bruce Willis que pasaba por ahí, habla muy a favor de un actor que representó estas últimas mejor que nadie con una copa de Suntory en la mano. La resolución, entre capítulo de El equipo A y Slumdog Millionaire, al menos le pilla inconsciente.

A Bill Murray el OT afgano le sienta mucho peor que la tele japonesa.

A Bill Murray no le importaría participar en la nueva ‘Cazafantasmas’

Durante la promoción de 'Los muertos no mueren' en Cannes, el actor ha asegurado no hacerle ascos a volver algún día a la franquicia

[Cannes 2019] ¿Qué le ha susurrado Bill Murray al oído a Selena Gomez?

Mientras presentaban 'Los muertos no mueren', el actor ha recordado (¿involuntariamente?) la escena más famosa de 'Lost in Translation'

[Cannes 2019] Jim Jarmusch: “The Dead Don’t Die’ no es política ni fatalista”

El director inaugura la Sección Oficial del Festival de Cannes con su entrada en el género zombie.

Tráiler de ‘The Dead Don’t Die’: La película de zombies de Jim Jarmusch quiere tu cerebro

Tilda Swinton (con una katana), Bill Murray, Adam Driver, Selena Gomez, Steve Buscemi y Chloë Sevigny protagonizan la película de muertos vivientes del icono indie.