Por - 07 de abril de 2019

Lo dejo cuando quiera debería proyectarse en los Institutos Cervantes del mundo, pues es bastante complicado hacerse una mejor idea de España en lo que dura la película. Por mucho que sea un remake de un filme italiano –el éxito de taquilla Smetto quando voglio–, Lo dejo cuando quiera resume nuestra idiosincrasia de una manera ejemplar. Uno, contando el drama social de este país que maltrata a su élite intelectual –los protagonistas son tres profesores universitarios que no llegan a fin de mes o que no encuentran tra- bajo por estar sobrecualificados–; dos, realzando lo mucho que nos gusta una fiesta; y tres, haciéndolo como se hacen las cosas en España: con comedia.

Carlos Therón, con Ruiz Caldera el director de comedia de encargo por excelencia, pisa el acelerador –a veces en exceso, sin dejar que reposen los chis-tessegún estos profes pringaos cambian las aulas por las discotecas en las que empiezan a traficar con pastillas. La vis cómica de David Verdaguer, Carlos Santos y Ernesto Sevilla compensa esa aceleración espídica y la acumulación de subtramas y personajes secundarios –Amaia Salamanca, Cristina Castaño, Miren Ibarguren… por otra parte, igual de graciosas que los protagonistas–. Requiere una mención especial el mafioso al que interpreta Ernesto Alterio, probablemente uno de los papeles más desternillantes de su filmografía.

 

Verdaguer, Carlos Santos y Ernesto Sevilla, vis cómica espídica.

‘Lo dejo cuando quiera’ consigue el mejor viernes de 2019 para una película española

La nueva película de Carlos Therón, 'Lo dejo cuando quiera', bate un récord del cine español de 2019 en su primer día en taquilla

Así suena ‘El humo’ de Lola Indigo para la película ‘Lo dejo cuando quiera’

David Verdaguer, Ernesto Sevilla y Carlos Santo protagonizan esta comedia dirigida por Carlos Therón.

[Goya 2018]: El triunfo de lo freak

Isabel Coixet y 'La librería' conquistan los galardones a mejor dirección y película en una gala en la que ganó lo auténtico

[Festival de Sevilla] Niños, niñatos y Mario Casas

La nueva película de Carles Marques-Marcet (‘10.000 KM’) inaugura el certamen de cine europeo y marca una pauta niñera