Por - 25 de abril de 2019

¿Qué demonios pasa con las comedias románticas? ¿Acaso nos hemos vuelto tan cínicos que ya no nos gustan las historias de amor con finales felices? Casi imposible, última comedia de Jonathan Levine, no pierde nunca de vista este recelo tan siglo XXI, incorporando al género estrella de los 90 una buena dosis de comedia golfa con personajes secundarios dignos de Adam McKay y hasta un guiño a los Farrelly.

Siguiendo la estela de Richard Curtis en Notting Hill, es decir, dándole la vuelta al ‘estándar Cenicienta’ de Pretty Woman (hombre poderoso rescata a chica pobre/prostituta), Levine imagina que la candidata a la presidencia de EE UU –Charlize Theron, con todo lo que eso conlleva– se reencuentra con el vecino friqui pero adorable al que solía hacer de babysitter, ahora convertido en periodista rebelde –Seth Rogen, también con lo que eso conlleva–. Cuando ella lo contrata para escribir sus discursos, surge el amor y… la ironía. Es decir, cada vez que Levine pone a sus personajes a bailar pegados al son de It Must Have Been Love, Seth Rogen recibe el apelativo de “patata con chándal”, los secundarios hacen el ganso –geniales los creíbles debates televisivos en los que se cuestiona si una mujer está capacitada mentalmente para asumir la presidencia– y el humor se vuelve más burro. Para muestra, ese gag cien por cien Algo pasa con Mary, igual de viscoso y divertido, tan bruto que vale por un final feliz.

Empieza como Notting Hill y acaba como Algo pasa con Mary.

‘Casi imposible’: la comedia romántica de Charlize Theron que cambia los roles de género

El formato fetiche de este género, el mítico “chica se enamora de chico”, ahonda de lleno en las necesidades sociales del siglo XXI.

‘Fast & Furious’: Charlize Theron podría protagonizar su propio spin-off

En la octava entrega de la franquicia la actriz interpretó a Cypher, y muy pronto su personaje podría contar con una película en solitario

Este es el motivo por el que Charlize Theron rechazó aparecer en ‘Wonder Woman’

La razón tras esta curiosa decisión habría motivado que la mismísima Imperator Furiosa le mirara con orgullo

Tú también querrás que Rihanna te trolee como a Charlize Theron

Un publicista en común, dos felicitaciones de cumpleaños y una camiseta: así se fraguó uno de los troleos más épicos de Hollywood.