‘Valerian’ y ‘El quinto elemento’: tan lejos, tan cerca

Se estrena la nueva space-opera de Luc Besson, con Dane De Haan y Cara Delevigne, y se cumplen 20 años de su clásico intergaláctico con Bruce Willis y Milla Jovovich.

Por - 18 de agosto de 2017

ETIQUETAS:

  • Resulta imposible no ver en Valerian y la ciudad de los mil planetas, la nueva space opera de Luc Besson, ecos de su anterior sci-fi El quinto elemento (1997), cinta que, por cierto, celebra este 2017 su 20 aniversario. De la paleta de colores al diseño de algunos de sus personajes, no son pocos los elementos que vinculan una y otra película. Al fin y al cabo, ambas están basadas en la misma serie de cómics, Valerian: Agente espacial-temporal, escrito por Pierre Christin e ilustrado por Jean-Claude Mézières; y, de hecho, Mézières colaboró en el diseño de producción de El quinto elemento junto a otro mítico de la bande dessinée, Jean Giraud, más conocido como Moebius.

    Sea como fuere, Valerian: Agente espacial-temporal ha sido fuente de inspiración para muchas obras intergalácticas –comenzando por Star Wars, tal y como detallábamos en un reportaje de hace algo más de un año–, pero la adaptación de Besson ha tomado otros préstamos importantes de clásicos espaciales, como señalábamos en otro artículo cuando se lanzó el tráiler de la película. Ahora, y por concluir la revisión de referencias de la cinta, repasamos todo aquello que se repite en las dos incursiones en el espacio de Luc Besson; dos filmes que comparten algo más que misma fuente de inspiración narrativa. ¿O es que en realidad estamos enfrente de películas (casi) idénticas?

    Chico fanfarrón y chica lista

    Valerian (Dane De Haan), el protagonista de Valerian y la ciudad de los mil planetas, es un piloto espacial al que le gusta acumular conquistas y fanfarronear de sus logros; mientras que Laureline (Cara Delevigne), su compañera, tiene los pies en la tierra, golpea duro y no tiene miedo a decir lo que piensa. En El quinto elemento, los rasgos de los protagonistas, Korben Dallas (Bruce Willis) y Leeloo (Mila Jovovich), parecen calcados, aunque, claro, con los consecuentes matices, porque es importante recordar que Leeloo es uno de los seres supremos del universo enviada a la Tierra en calidad de arma para destrozar a El Maligno y que, como dice el científico terrícola cuando la reconstruye tras el ataque de los Mangalores, es simplemente “perfecta”.

    La ciudad vertical y cosmopolita

    Muchos conceptos del cómic original de Valerian llegaron a tomar forma en El quinto elemento, tales como como la Nueva York futurista abarrotada de coches voladores y el caótico tráfico alrededor de infinitos rascacielos. Era obvio, dado que

    Mézières, el artista detrás de las viñetas de Valerian, acabó colaborando en aquella cinta de Besson. En Valerian y la ciudad de los mil planetas, el avance de la tecnología ha permitido elaborar escenarios más sofisticados e inimaginables de realizar hace 20 años, como el gran zoco ultradimensional y en Realidad Virtual en el que los protagonistas se adentran para recuperar una pieza de altísimo valor político; o como la metrópolis Alpha, la ciudad de los mil planetas, construida a partir de estaciones espaciales de cada una de las civilizaciones del espacio exterior: una amalgama arquitectónica y cultural y un lugar de encuentro intergaláctico.

    Mundos destruidos por el mal

    Cada 5.000 años se abre una puerta entre dos dimensiones y una energía oscura aprovecha esa fisura interdimensional para tratar de destruir el universo; y la única manera de frenar a esa fuerza temible es un arma que aglutina los cuatro elementos de la vida (fuego, aire, agua y tierra) en torno a un quinto. Esto es, grosso modo, lo que explica El quinto elemento, una película que, en resumidas cuentas, nos habla de mundos amenazados por el poder del mal. Por su parte, Valerian y la ciudad de los mil planetas comienza con una hecatombe, y Valerian y Laureline tienen apenas unas horas para descubrir quién está detrás de esas ansias de destrucción.

    Criaturas de todo el universo

    Si El quinto elemento hacía gala de un sinfín de secundarios provenientes de casi todos los planetas conocidos del universo, desde los pacíficos Mondoshawans a los mercenarios Mangalores, Valerian y la ciudad de los mil planetas no se queda corta en materia de diversidad biológica: Grumpys, Pearls, Doghan Daguis y así hasta 200 especies diferentes, incluidos los humanos.

    La diva

    En Valerian y la ciudad de los mil planetas, Rihanna interpreta a Bubble, un glampodo, criatura capaz de metamorfosear su apariencia. Ello no sólo regala al espectador un número musical fluido y mutante, sino que además será de gran ayuda para Valerian en un momento del filme. También en El quinto elemento nos encontramos con una diva que ayudará a nuestros héroes: Diva Plavalaguna es la más famosa cantante de ópera del espacio sideral, así como la persona de confianza de los Mondoshawans para resguardar las piedras de los elementos fundamentales. Dos seres que no sólo comparten mismo color azulado de piel, sino que tendrán un papel primordial para el éxito de las misiones de Valerian, Laureline, Korben y Leeloo. Divas de honor.

    Tráiler de ‘Anna’: Luc Besson vuelve a la acción

    La supermodelo rusa Sasha Luss hace prácticamente de sí misma, pero añadiendo una irrebatible capacidad de matar, en la nueva película de acción del director francés.

    Una actriz de 27 años acusa a Luc Besson de violación

    El director francés Luc Besson ('Valerian y la ciudad de los mil planetas') es acusado de violación por una actriz que dice que la drogó en un hotel de París

    Rumor del día: Netflix podría comprar la productora de Luc Besson

    De acuerdo con varios medios de comunicación, Netflix y EuropaCorp estarían en conversaciones avanzadas para que el portal de VoD comprara a la productora de Besson

    Luc Besson prepara la segunda parte de ‘Lucy’

    La película protagonizada por Scarlett Johansson en 2014 contará con una secuela cuyo guion ya ha cerrado el propio Luc Besson