Las 10 fiestas más salvajes del cine

¿Hoy sales de fiesta a lo grande? Pues a ver si tu juerga está a la altura de esta colección de orgías.

Por - 06 de junio de 2012

Pensad en esas noches tan divertidas (salvo que la casa donde transcurren sea la tuya), en las cuales el alcohol corre como el agua, los sujetadores se aflojan, las virginidades caen como moscas y las vidas cambian para siempre y, a veces, para peor. Como en CINEMANÍA teníamos que renovarnos el carnet de juerguistas hemos aprovechado para revisar algunos de los parties más tremendos que nos ha dado el cine. Y después, con un tubo de aspirinas en una mano y un vasito de zumo de naranja en la otra, hemos escrito este reportaje.

Desmadre a la americana (1978)

desmadre_americana_john_belushi

Anfitriones: Cuando la universidad en la cual estudian se plantea expulsarles por sus malas notas y su penosa conducta, los miembros de la fraternidad Delta Chi Tau optan por la solución más sensata: montar un fiestón de temática romana. Repetid con nosotros: “¡Toga, toga, toga!”.

Momento estelar: ¿Que uno de los invitados se pone plasta seduciendo a las chicas con sus baladas folk? Ningún problema: Bluto (John Belushi) destrozará su guitarra acústica estrellándola contra las paredes. El baile al ritmo del Shout de Lloyd Williams (con el propio Lloyd haciendo los honores) también es espectacular.

Iron Man II (2010)

iron_man_2_robert_downey_scarlett_johansson

Anfitrión: El único, el inimitable Tony Stark, millonario y superhéroe cuyo talento para la ingeniería sólo se ve superado por sus ganas de fiesta.

Momento estelar: En pleno desfase alcohólico, y con el noble afán de impresionar a Scarlett Johansson, Tony comienza a hacer el loco con los rayos repulsores de su armadura. La perspectiva de tener a un borracho manejando un artefacto con el poder destructivo de una bomba atómica puede resultar algo amenazadora, pero en la resaca lleva la penitencia…

EuroTrip (2004)

Anfitrión: Ahí la lleva el pobre Scotty (Scott Mechlowicz): da una fiesta de graduación por todo lo alto que sólo le sirve para descubrir que su chica Kristen Kreuk se los está poniendo con Matt Damon. Y menuda manera de descubrirlo…

Momento estelar: Para añadir insulto al daño, un Damon rapado, con piercings y en modo muy, muy macarra se sube al escenario e interpreta Scotty Doesn’t Know (Scotty no lo sabe) al frente del grupo Lustra. Para colmo, la canción sobre el adúltero affaire que acabará convirtiéndose en un éxito mundial, tanto en la película como fuera de ella.

Despedida de soltero (1984)

despedida_soltero_tom_hanks

Anfitrión: Con el ánimo de enterrar la soltería de Tom Hanks, sus colegas le organizan una fiesta que casi le entierra a él a fuerza de alcohol, drogas, sexo de pago y humor absurdo. Con amigos como estos…

Momento estelar: Hay fiestas de cine más intensas que esta. Las hay más largas, y más depravadas. Pero, que sepamos, esta es la única entre cuyos invitados se cuenta un burro esnifando rayas de cocaína. Entendemos que, tras presenciar la escena, nuestro Hematocrítico de cine acabara traumatizado para siempre.

El guateque (1968)

Anfitrión: El productor Clutterbuck (J. Edward McKinley) piensa que el próximo sarao en su casa va a ser un evento muy civilizado. El pobre ignora que Hrundi V. Bakshi (Peter Sellers), el actor más torpe de Bollywood, acudirá a la mansión por un error en las invitaciones.

Momento estelar: Andando de por medio Sellers y su capacidad para meter la pata, los hay por docenas. Al final de la noche, la exclusiva party se ha convertido en un híbrido de orgía, fiesta de la espuma y caos incalificable dada la colisión de un elefante, un grupo de hippies y una canción de Henry Mancini. Nosotros repetiríamos, que conste.

Risky Business (1983)

risky_business_tom_cruise_rebecca_demornay

Anfitrión: Aquejado de serios apuros económicos (básicamente, la abultada cuenta de la prosti Rebecca De Mornay y la reparación de un Porsche sumergido en un lago), el joven tiburón de las finanzas Tom Cruise encuentra la forma más rápida de llenar su cartera: convertir su casa en un burdel e invitar a todos sus amigos a desvirgarse previo pago. Para acabar de complicarlo todo, un funcionario de la universidad de Princeton elige justo esa noche para entrevistar al chaval. Cuánto alboroto, Señor…

Momento estelar: Mientras sus amigos retozan con las meretrices, Cruise y De Mornay se escapan del mogollón y tienen un fogoso encuentro en un cercanías a los sones de Tangerine Dream. Ay, qué romántico…

Very Bad Things (1998)

very_bad_things_kobe_tai

Anfitrión: Volvemos a adentrarnos en el sórdido mundo de las despedidas de soltero, en este caso la de un Jon Favreau (futuro director de Iron Man e Iron Man 2, aquí en su faceta de actor) prometido con Cameron Diaz. Como al chico la monogamia le da mucho miedo, sus amigos alquilan un ático en Las Vegas y contratan a una stripper muy fogosa (la actriz porno Kobe Tai).

Momento estelar: Tras el vicio, llega la hora del fornicio entre la musa asiática y un Jeremy Piven muy perjudicado. Entre la cogorza y las llamas de la pasión, el chico desnuca a la mercenaria en pleno coito, matándola en el acto: lo que se llama “un fiestón de muerte”, pero tomado de forma algo literal.

La mujer explosiva (1985)

mujer_explosiva

Anfitrión: Dejar pasar este informe sin mencionar a John Hughes y su cuadrilla adolescente sería un pecado. En esta ocasión, y sin menospreciar el baile de graduación de Dieciséis velas nos quedamos con este fiestón organizado por una Kelly LeBrock de realidad virtual (y mollar) a beneficio de Anthony Michael Hall, Ian Mitchell-Smith y sus virginidades respectivas.

Momento estelar: Como los presuntos responsables del asunto son muy tímidos, la LeBrock se saca de la manga una sucesión de gadgets para animar el cotarro e impresionar a las chicas: un misil Pershing a tamaño real, una banda de mutantes moteros sacados de Mad Max… Todo vale con tal de que las chatis se calienten. Por cierto, entre los invitados se encuentra un Robert Downey Jr. que ya apuntaba maneras.

Resacón en Las Vegas (2009)

resacon_vegas

Anfitrión: ¿Qué tendrán las noches antes de una boda que atraen sobre sí tal cantidad de desmadres? El caso es que lo tenemos en la punta de la lengua, pero no nos acordamos. Y, para colmo, los juerguistas Bradley Cooper, Ed Helms, Zack Galifianakis y Justin Bartha tampoco se acuerdan.

Momento estelar: Si quieres saber qué ocurrió realmente con el tigre de Mike Tyson, el bebé, la sangre en la camiseta y todo lo demás, tendrás que quedarte a los créditos finales y disfrutar de un bonito reportaje fotográfico.

Eyes Wide Shut (1999)

eyes_wide_shut

Anfitrión: El caso es que no tenemos ni idea de quién organiza esta fiesta, y casi mejor que preferimos no saberlo. Sólo podemos decir que, pese a su fama de soso y de reprimido, el bueno de Stanley Kubrick debía organizar unas veladas que te mueres…

Momento estelar: Como descubre el malcasado Tom Cruise (sí, otra vez él) un guateque salvaje con sexo por todas partes no tiene por qué ser un desaliñado asunto de adolescentes, sino que también admite la etiqueta más rigurosa, la música clásica y unas máscaras venecianas que dan mucho mal rollo. Pero oye, que te quiten lo bailao…

¿Habría que quitar la rata del final de ‘Infiltrados’?

Una campaña viral aboga por borrar al roedor del final de la película que dio el Oscar a Martin Scorsese. ¿Estás de acuerdo?

Chris Hemsworth y Matt Damon (y Elsa Pataky) se dejan ver en un combate de la UFC

El octágono de la UFC reúne a Matt Damon y Chris Hemsworth, que acudieron con sus parejas a ver la pelea entre Adesanya y Silva.

20 cosas que no sabías de ‘Salvar al Soldado Ryan’

Hace 20 años que se estrenó una de las mejores películas bélicas de todos los tiempos… Qué mejor momento para contaros una veintena de curiosidades sobre ella.

Matt Damon sigue apoyando a Ben Affleck a pesar de su tatuaje

'Lo apoyo en toda su expresión artística', asegura Damon sobre Affleck. Su amistad es tan fuerte, que ni siquiera el tatuaje más feo de Hollywood la puede romper.