El legado de la lechuza: Chris Marker para principiantes

La mejor manera de sobrellevar la muerte del genial cineasta francés a quien lo que más le gustaba en el mundo era filmar chicas y gatos es recuperar su inagotable obra. Aquí tienes una pequeña guía para dar los primeros pasos. Por YAGO GARCÍA / DANIEL DE PARTEARROYO

31 de julio de 2012

La cinefilia mundial quedó conmocionada tras conocer la muerte de Chris Marker, uno de los mayores creadores del arte cinematográfico, que moría a los 91 años de edad (el 30 de julio, el mismo día en que, en 2007, se marcharon Ingmar Bergman y Michelangelo Antonioni, por cierto). La obra que el cineasta francés nos ha dejado es muy variada, inmensa, dispersa y, por desgracia, de difícil acceso debido a los inescrutables caminos de la edición en dvd y la distribución. No obstante, con sus trabajos indispensables disponibles online o editados en España por Intermedio es suficiente para tener una primera toma de contacto con su filmografía. Aquí tienes nuestras recomendaciones para dar los primeros pasos en el universo Marker.

Las estatuas también mueren (1953)




Antiguo estudiante de Filosofía, antiguo miembro de la Resistencia contra los nazis, antiguo crítico de cine y fotógrafo de prensa ocasional, Marker había dejado ya de llamarse Christian-François Bouche-Villeneuve (su nombre en la partida de nacimiento) cuando firmó su primer largo, en comandita con el gran Alain Resnais. Observando las esculturas africanas exhibidas en museos de París, la pareja ofrece un testimonio fascinante sobre cómo el colonialismo y las leyes del mercado pueden aniquilar el arte de todo un pueblo. Marker volvería a trabajar con Resnais en el documental Noche y niebla (1955).

¿Dónde la veo? Inédita en España en dvd, puedes verla en YouTube.

La jetée (1962)




Siempre aficionado a quitarle hierro a sus propios logros, Marker consideraba Doce monos una gran película, y no toleraba que se hablara mal en su presencia de Terry Gilliam. Aun encantándonos dicho filme, y encomiando la grandeza de espíritu del maestro, hay que decir que la cinta de 1995 es un remake de esta pequeña gran maravilla: empleando fotos fijas (una forma de reflejar su descoyuntada historia) y un diseño de producción que saca petróleo de materiales de desecho, el francés nos ofrece una de las mejores películas jamás filmadas sobre viajes en el tiempo. Tan triste y apocalíptica como esperanzadora en el fondo, La jetée supone una experiencia que no se olvida jamás.

¿Dónde la veo? En el cofre Chris Marker (Intermedio, 2011) o en YouTube.

La embajada (1973)

L'ambassade

Un grupo de políticos y militantes se refugian en una embajada tras el estallido de un violento golpe de estado. Las calles están desiertas o tomadas por milicias, mientras que la información que llega desde el exterior es confusa e incompleta. Con forma de documental, este encierro buñueliano con tintes post-apocalípticos se guarda un sorprendente giro de guión para el final, continuando la labor educativa del cineasta francés sobre el infinito poder manipulador de la imagen. 

¿Dónde la veo?: En el pack Chris Marker. Mosaico 1964-2004 editado por Intermedio.

Sans soleil (1982)

A partir de la imagen de tres niños en una carretera de Islandia, Marker construye el diario de viajes (y su refutación) definitivo, lleno de digresiones, ramificaciones y reflexiones sobre la memoria y el espacio-tiempo. Su estructura también es la de un misterio: las cintas proceden de un supuesto viajero recorriendo Japón, Guinea-Bissau, Islandia, París y San Francisco. Nos atrevemos a decir que es una película inagotable, que no importa todas las veces que la veas porque siempre siempre encontrarás motivos nuevos para fascinarte.

¿Dónde la veo?: En el cofre Chris Marker editado por Intermedio; o en Google Video.

2084 (1984)

El estatus del director como cineasta, documentalista e incluso pensador está fuera de toda discusión, pero quizás sea necesario reivindicar a Chris Marker como narrador de ciencia-ficción entre los aficionados al género. Por si con La jetée no fuera suficiente, el corto distópico 2084 sobre el movimiento obrero demuestra que, como ocurre con los grandes maestros de la materia, sus predicciones no distan mucho de cumplirse. Él, que escribió a Medvedkin (ya muerto) “¿recuerdas que lloraste al ver cómo dos imágenes juntas podían tener sentido? Hoy la televisión inunda todo el mundo con imágenes sin sentido y ya nadie llora”, domina el montaje de planos como nadie. 

¿Dónde la veo?: En YouTube.

Level Five (1996)

Marker siempre se sintió fascinado y atraído por la influencia que tendría el desarrollo tecnológico en nuestra forma de ver el mundo y recordar su Historia. No en vano, fue pionero en la utilización con fines artísticos de dispositivos como el CD-ROM o Second Life. En Level Five imagina un videojuego que recrea la batalla de Okinawa de la Segunda Guerra Mundial y, de paso, pone en cuestión nuestras nociones de memoria y trascendencia.

¿Dónde la veo?: En el dvd editado por Optimun o en YouTube.

Un día en la vida de Andrei Arsenevitch (2000)




Darlo todo por el arte, es lo que tiene: tras rodar su Stalker en una región asolada por los desechos químicos, el cineasta ruso Andrei Tarkovsky murió de cáncer de pulmón en 1986. Antes, la enfermedad le había ido minando lentamente mientras filmaba Sacrificio, su último trabajo. Emparentado con Tarkovsky en múltiples aspectos (a ambos les preocupaba el paso del tiempo, les fascinaba la ciencia-ficción, y eran unos cabezotas de tomo y lomo), nuestro hombre recreó los últimos momentos de la vida de su colega en esta colección de entrevistas y metraje de archivo.

¿Dónde la veo? Forma parte del cofre Cine de nuestro tiempo #1 editado por Intermedio; también está editada en en EE UU por Icarus Films.

Leila Attacks! (2007)




Conforme van cumpliendo años, los cineastas más respetados se instalan en la seriedad, en la contemplación y en el clasicismo. Pero estamos hablando de Marker, así que su caso fue justo el contrario: con 86 tacos, el genio aprovechó dos constantes de su obra (el azar y los gatos) para rodar su única película de acción y artes marciales, protagonizada por su mascota del momento y por la ratita doméstica de su vecina. Dotada de un humor entrañable y un genuino impulso indie, Leila Attacks! no es sólo una sonora pedorreta a los modos y maneras de los blockbusters (véanse los títulos iniciales), sino también la última obra maestra de Marker. Después, su canal en YouTube entregaría piezas tan incisivas como Kino su réquiem por Steve Jobs, pero el cansancio de la edad ya se notaba en ellas.

¿Dónde la veo? Con un espíritu puramente visionario, Marker subió sus obras postreras a internet para que todos pudiésemos verlas gratis. ¿Entiendes ahora por qué le queremos tanto?

BONUS: Gato escuchando música (1990)




Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.