Taquilla EE UU: Clint Eastwood, Tom Hanks y ‘Sully’ suben a las alturas

Los protagonistas de la historia real le acusan de tergiversar los hechos, pero el viejo Clint ha convertido un accidente aéreo en un número 1 multimillonario

Por - 12 de septiembre de 2016

Si bien Clint Eastwood afirma detestar a esa juventud que describe como “generación mariquita” y a la que acusa de estar obsesionada con la corrección política, estamos seguros de que, a partir de hoy, les tiene un poco menos de asco. ¿Por qué? Pues porque han pasado por taquilla para ver su Sullyel filme dirigido por Eastwood, y protagonizado por Tom Hanks, sobre el llamado ‘milagro del Hudson’ (la historia de cómo el piloto Chesley Sullenberger evitó por los pelos una catástrofe aérea) se ha aupado por sorpresa al primer puesto de la taquilla estadounidense, llevándose 35 millones y medio de dólares durante su primer fin de semana. Dado que el presupuesto de Sully ha sido de 60 millones, bastará con unas pocas semanas más de bonanza para que la película se dé por amortizada.

Obtener éxitos de taquilla con presupuestos modestos es una de las grandes especialidades de Clint Eastwood. Sin ir más lejos, El francotirador logró convertirse en la película de Hollywood que más recaudaba en suelo estadounidense (350 millones de dólares), compensando un guión que no invitaba precisamente a consumir palomitas con el carisma de Bradley Cooper y el prestigio de su director. En este caso, además, Sully ha venido aliñada con un poco de polémica extra, ya que varios cargos de la National Transportation Safety Board (la autoridad de EE UU que investigó el auténtico accidente) han acusado al guión de Todd Komarnicki de ser injusto con ellos y de tergiversar la historia, convirtiendo a sus peritos en los malos de la película.

Dejando de lado las trampas y los recovecos del ‘basado en hechos reales’, Sully ha tenido otra poderosa ventaja a su favor: estrenarse en un fin de semana durante el cual ninguna otra película podía hacerle sombra. When the Bough Breaks, un filme de intriga protagonizado por Morris Chestnut, se ha situado en el segundo lugar con 15 millones de dólares, menos de la mitad que Sully, y habiendo sido demolida por la crítica. Más adelante (quinto puesto, tras No respires y la incombustible Escuadrón Suicidaestá la cinta de animación Wild Life. Y, para encontrar otra novedad, debemos descender hasta el puesto 17: allí se ha situado The Disapppointments Room, el título de terror protagonizado por Kate Beckinsale. 

El resto del top 20 estadounidense está formado por esos estrenos veraniegos que, como Jason Bourne Star Trek: Más alláno se han coronado como megaéxitos, pero a la vez gozan de la promoción y la popularidad suficientes como para mantenerse durante meses en la cartelera. Así pues, el octogenario Eastwood vuelve a confirmarse como uno de los directores más taquilleros (y rentables, por aquello de la relación coste-ganancia) que trabajan ahora mismo en Hollywood. Pero, claro, eso no excluye la ironía: American Airlines, la compañía aérea que colaboró con él para realizar su filme, ha anunciado que no le proyectará Sully al público de sus vuelos.

Escribe tu comentario

Debes iniciar sesión y tener el email confirmado, para comentar en CINEMANÍA

Registrate | Inicia Sesión

‘Duro de pelar’, de Clint Eastwood, tendrá remake

El blockbuster de 1978 protagonizado por un Clint camionero y su orangután Clyde volverá a las pantallas. ¿Nos lo merecemos?

Imágenes que lo dicen (casi) todo: los motivos visuales más recurrentes en el cine

Mujeres frente a ventanas, hombres al borde del abismo, escaleras infinitas o paisajes en ruinas: en estas composiciones hay mucho más que planos perfectos

EXCLUSIVA: Clip de ‘Sully’ con Tom Hanks y Aaron Eckhart

En este clip, el héroe de lo nuevo de Clint Eastwood transmite una verdad sencilla: ser un héroe es un fastidio enorme

Las 9 veces que quise ser Clint Eastwood y fracasé

El tipo duro de los 70 y 80. El último director clásico vivo. Clint Eastwood ha sido un ejemplo para varias generaciones… Pero es muy difícil ser Clint Eastwood.