Cinéfalo


Cartas cinéfalas: Jared Leto a David Ayer sobre ‘Escuadrón Suicida’

Se ha comentado que Jared Leto no quedó muy contento con el montaje final de ‘Escuadrón Suicida’. Aquí, el mail que envió a su director, David Ayer.

Por - 04 de noviembre de 2016

Los Ángeles, 6 de agosto de 2016

David, David, David…

¿Por dónde empezar? Ayer fui al estreno de nuestra película Escuadrón Suicida. No la había podido ver antes, porque NADIE me había invitado a ningún pase previo. Me extrañó esto, la verdad, pero pensé: “Bueno, estarán muy liados como para acordarse de llamar al actor que ha hecho del JOKER. No le des importancia, Jared”.

El caso es que la vi ayer, como te comentaba. Está calentita en mi mente… Tengo que decirte que me ha encantado. Esa mezcla de acción, humor… Lo va a petar, David. Y me alegro por ti, porque todo el mundo estaba hablando cosas… A tus espaldas… Yo, cuando las oía me enfadaba mucho y les decía: “Joder, no digáis eso de David, está haciendo un gran trabajo, a pesar de sus problemas… ¡Además! Si ha sido capaz de dirigir a Brad en Corazones de hierro es capaz de cualquier cosa”. Has cerrado muchas bocas, David, has hecho un peliculón. Sólo unos temas que te quería comentar: ¿Te acuerdas de la secuencia donde tenía que bailar con un calzoncillo dorado? Era una secuencia bien molona… Y quedó genial, a pesar de que yo estaba un poco sueltecito porque la noche anterior había cenado tacos y me habían sentado como un tiro. Te lo dije, pero tú le quitaste importancia y rodamos. ¡Vaya que si rodamos! Me hiciste repetir bastantes veces el bailecito. Cómo te reías –con esa risa tuya, tan luminosa– cuando, entre toma y toma, me tenía que ir corriendo al váter. Bueno, te reías tú y todo el equipo… ¡Ay, qué gracia! No sé si te acuerdas, también, de otra secuencia donde me sumergía en un bidón lleno de moco verde. La repetimos 38 veces –que de esta llevé la cuenta–. Ninguna parecía quedar bien. Incluso te pusiste un poco tenso conmigo: que si no me sumergía bien en el bidón, que si tenía que aguantar más rato con la cabeza metida en el moco verde… Incluso me llamaste “estrellita”, “caraculo” y “mierdaseca”. Lo oí perfectamente, David, porque lo dijiste a voz en cuello –con ese tono tuyo, tan agudo–. En fin, que en el rodaje pasó de todo, pero, en general, estuve muy a gusto contigo, con el equipo… Fue una experiencia maravillosa. Sólo una cosita más… Resulta que, en el montaje final, esas secuencias… Cómo decirlo… ¡LAS HAS QUITADO, HIJO DE PUTA!

Escribe tu comentario

Debes iniciar sesión y tener el email confirmado, para comentar en CINEMANÍA

Registrate | Inicia Sesión