La Dolce Vita

Lo mejor del New York Film Festival 2014

'Inherent Vice', el regreso de Michael Keaton, Iris Apfel… Un resumen de lo mejor que hemos visto en el NYFF este año.

Por - 11 de octubre de 2014

Un mes de pases de prensa, dos semanas de pases de público. Mañana acaba el 52 New York Film Festival, una vez más con una programación que resume lo mejor que se puede ver a estas alturas del año. Muchas de sus películas se han visto en otros festivales, y por eso y por todo lo que ya se ha dicho de ellas no están en estas listas (Edén, favorita personal no premiadas ni en Toronto ni en San Sebastián), alguna aunque ya esté estrenada era imposible no mencionarla (Perdida), de otras se ha hablado menos, pero tenían que estar.

Esa cara de Joaquin Phoenix en ‘Inherent Vice’

joaquin-phoenix-inherent-vice

La misma con la que nos deja la última película de Paul Thomas Anderson, adaptación muy fiel de la novela de Thomas Pynchon, tan fiel que no hay quien siga el hilo. ¿Y qué? El subidón noir merece la pena igualmente. La locura de todos sus personajes, de ese detective y su femme fatale, del poli cabrón. Es un viaje de El gran Lebowski a El sueño eterno. 

Las mil caras de Rosamund Pike en ‘Perdida’

gone-girl-rosamund-pike

Damos por hecho que  has visto ya Perdida o estás a punto de hacerlo. Y no podrás más que darnos la razón y añadirla a tu lista de lo mejor del año.

 El vuelo alto de Michael Keaton en ‘Birdman’

De Keaton porque es el gran regreso del actor de Batman. O quizá su mejor papel de toda una carrera en la que te lo puedes imaginar luchando contra su ego de ex superhéroe como lucha su Riggan/Birdman que Iñárritu escribió. Pero en realidad toda la película vuelta alto, todos sus actores (de Edward Norton, a Emma Stone, Galifianakis o Naomi Watts) moviéndose con una naturalidad planificada al detalle en este único plano en que Iñárritu y el director de fotografía Emmanuel Lubezki han rodado una de las películas más disfrutables del año. Una mirada cómica de la egomanía de los actores, directores (Iñárritu ha mirado de cerca su ego para hacerla) y demás fauna del mundo del espectáculo, ya sea en Broadway o en Hollywood.

El descubrimiento de Jack O’Connell en ‘71’

Un nombre que aún hoy no suena demasiado, salvo en festivales después del estreno de ’71 y de Starred Up o si eras fan de Skins, pero que en dos meses estará en todas partes cuando estrene Unbroken, la segunda película como directora de Angelina Jolie, basada en la vida del campeón olímpico y héroe de guerra, Louis Zamperini.

La reinvención de Steve Carell en ‘Foxcatcher’

steve-carell-foxcatcher

Y no sólo porque esté casi irreconocible detrás de esa nariz y esa caracterización. Es porque su sola presencia en la pantalla incomoda y violenta justo en el sentido contrario al que su Michael Scott de The Office lo haría. Si se escapa alguna risa con su presencia siniestra, su incapacidad como entrenador y líder es por el nerviosismo de sus silencios, por su patetismo oscuro. Mark Ruffalo y Channin Tatum también aportan su parte la nueva película de Bennett Miller.

La realidad neoyorquina de ‘Heaven Knows What’

heaven-knows-what-ny-film-festival

Tan real que está basada en la vida de la actriz protagonista, Arielle Holmes, una joven sin casa, drogadicta, que vaga por la ciudad entre amigos sin casa como ella. Una maldita realidad que salta a la cara en cada esquina de esta ciudad y a la que nadie le hace ni caso. Curiosamente, en el NYFF también se estrenaba Time out of Mind, con Richard Gere de homeless, pero la realidad y verdad de Heaven Knows What se come los recursos formales de la peli de Gere.

El cartel de ‘Listen Up Phillip’

listen-up-phillip-poster

Tenía todo para que me gustara. Y quizá aún debería. Pero no. Ninguna gracia. “¿Es una película sobre un escritor?”, le preguntó Jason Schwartzmann al director Alex Ross Perry. “No, es una película sobre un capullo”. Un capullo que resulta ser escritor. Con reminiscencias a Philip Roth, copia reconocida del Nueva York de Maridos y mujeres, pasado por el filtro de una mente viejoven de esta ciudad, es decir, de un hipster. Va abandonando y maltratando mujeres (Elisabeth Moss, Joséphine de La Baume) y vemos cómo esas mujeres se recuperan. No es suficiente para encontrarle el chiste. Lo mejor sigue siendo su cartel. Bueno, y saber que Schwartzmann puede ser un capullo muy creíble.

El ritmo de Miles Teller en ‘Whiplash’

Probablemente el mejor final de las películas vistas en el Festival. Tan arriba que sales de la sala aún con los pelos de punta. Aunque con alguna duda, ¿apoya o critica los métodos del profesor sádico que interpreta J.K. Simmons? En esa ambigüedad incómoda nos deja el jovencísimo Damien Chazelle en su primer largometraje, extensión del corto que presentó como trabajo de carrera. Rodado y editado con el mismo ritmo vertiginoso, caótico, pero perfecto de alguno de los temas de jazz que se oyen en la película.

Iris Apfel en ‘Iris’

iris-apfel

Ídola instantánea. Esta mujer, icono de estilo neoyorquino, de 93 años se merecía esta película. El director Albert Maysles la siguió durante casi cuatro años en sus compras por mercadillos de segunda mano, por tiendas africanas en Harlem (“El barrio con más estilo de Nueva York, en Downtown se creen que por ir de negro tienen estilo”), en sus homenajes, posados para revistas y en sus momentos íntimos con un marido que cumple 100 años en el documental y aún deja que le vista con gorras con tachuelas. “El estilo es cuestión de curiosidad y sentido del humor”. Amén.

 

Escribe tu comentario

Debes iniciar sesión y tener el email confirmado, para comentar en CINEMANÍA

Registrate | Inicia Sesión

Queja del día: Basta de versiones pochas en la música de los tráilers

¿Cuántos temazos clásicos tienen que caer víctima de esta moda antes de que alguien haga algo?

Vídeo del día: Todas las ganadoras de los Oscar a mejor película

Ocho cinéfilos (y placenteros) minutos para recordar todas y cada una de las películas que se han llevado el galardón más importante de 1927 hasta 2015.

Vídeo del día: La historia de la ‘Steadicam’ en 14 escenas

Nada como esta herramienta cinematográfica para involucrar al espectador con la historia.

Vídeo del día: Inicios y finales de cine

Las grandes películas esconden relaciones subterráneas entre sus imágenes. El plano inicial y el último antes de los créditos finales pueden dialogar de muchas de estas formas.